La Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial del Departamento Judicial Mercedes confirmó la sentencia, en cuanto a la atribución de responsabilidad del propietario de un «pub», por las lesiones sufridas por un cliente, al ser agredido por un tercero con un vaso de vidrio.

El Tribunal destacó que el hecho no podía ser considerado caso fortuito, por no ser ajeno al riesgo propio de la actividad de la demandada, («confitería nocturna donde se bebe alcohol»), máxime cuando está tuvo conocimiento de un altercado previo, el que «hacía que un nuevo episodio de violencia fuera previsible. Y no puede decirse que, aún previsto, no hubiera podido evitarse, dado que si se tomaba la medida que las circunstancias aconsejaban (echar a los agresores del local) el segundo hecho de agresión no hubiera tenido lugar.»

Así lo decidió la Sala I, el 23 de octubre, en los autos, «CZORNY JUAN CARLOS C/ CANO CARLOS ROBERTO Y OTRO/A  S/ DAÑOS Y PERJUICIOS EXTRACONTRACTUAL (EXC. AUTOM./ESTADO)”. DESCARGAR EL FALLO COMPLETO

El actor promovió demanda contra Carlos Roberto Cano y Old Swan S.R.L. por indemnización de los daños y perjuicios sufridos el 12/09/14 en el interior del local bailable “Old Swan” de Luján.

Dijo que, al finalizar de bailar con una señorita, se dirigió al baño, momento en que Cano ingresó al mismo, acompañado de su amigo Cristian Silva, y lo increpó pidiéndole explicaciones de por qué había invitado a bailar a la señorita indicada. Ante las agresiones verbales y físicas, intentó defenderse e ingresó personal de seguridad que los separó pero permitió que los agresores permanecieran en el local. Al retirarse del baño, habiendo caminado unos pasos, se le acercó Cano e imprevistamente lo golpeó en el rostro con un vaso de vidrio, como consecuencia de lo cual cayó al piso, y el personal de seguridad sacó al agresor y a su acompañante del local.

Continuó narrando que recibió primeros auxilios por parte del personal de seguridad y luego fue atendido en el hospital de Mercedes, para posteriormente ser derivado a la Clínica Santa Lucía de la C.A.B.A.

Dijo que sufrió lesiones en su ojo izquierdo, que le causaron ceguera unilateral de carácter permanente.

El juez de grado dictó sentencia haciéndose lugar a la demanda, con costas.

Para así decidir, el juez se fundó en diversos pronunciamientos de la S.C.B.A., que consideraban que la relación entre una confitería bailable y sus asistentes era de naturaleza contractual, y que la primera tenía la obligación accesoria tácita de brindar seguridad a todos los concurrentes por aplicación el art. 1198 1er. párr. del C.C. Dijo que se trataba de una obligación objetiva, en virtud de la cual era irrelevante todo intento del empresario de probar su “no culpa”, aunque sí podía exonerarse de responsabilidad demostrando la causa ajena. En relación al caso fortuito – abundó -, la prueba del mismo pesaba sobre quien lo alegaba.

La sentencia de primera  instancia es apelada por el demandado.

En la Alzada, el vocal preopinante fue el Dr. Ibarlucía, quien, luego de efectuar diversas consideraciones, se preguntó:

«¿Debieron los encargados de la confitería echar del local a los participantes de la reyerta en el baño

¿Habiendo ocurrido ese episodio era previsible que la pelea se reeditara poco después?  Entiendo que sí. Las circunstancias de las personas, del tiempo y del lugar (tres personas que se han peleado, confitería nocturna donde se bebe alcohol, episodio pasadas las 2 de la mañana), indicaban que lo prudente era no permitir la permanencia de los mismos en el pub, como prevé el art. 11 inc. e) de la ley 26.370  (art. 512 C.C.). Al no tomar dicha medida la confitería dio lugar a que se produjera la agresión que motiva este juicio apenas el actor volvió a la barra del pub.» (la negrita es nuestra)

Cabe destacar que la ley 26.370 establece “las reglas de habilitación del personal que realiza tareas de control de admisión y permanencia de público en general, sea en forma directa o a través de empresas prestadoras de servicios, para empleadores cuya actividad consista en la organización y explotación de eventos y espectáculos musicales, artísticos y de entretenimiento en general, que se lleven a cabo en estadios, clubes, pubs, discotecas, bares, restaurantes y todo otro lugar de entretenimiento de público en general” (art. 1º).

En el art. 11, la norma prescribe:

«ARTICULO 11º — El personal de control podrá impedir la admisión y permanencia en los lugares de entretenimiento en los siguientes casos:.. 

…e) En aquellos casos de personas que con sus actitudes dificulten el normal desenvolvimiento de un espectáculo público y/o actividad de entretenimiento;”

Respecto del planteó de la codemandada Old Swan S.R.L de que la agresión de Cano a Czorny debía ser considerada caso fortuito o fuerza mayor, el preopinante señaló que este eximente de responsabilidad se configura «cuando el hecho no ha podido preverse, o previsto, no ha podido evitarse  (art. 514 C.C.). El episodio del baño – en el que, reitero, debió intervenir personal de seguridad de la confitería – hacía que un nuevo episodio de violencia fuera previsible. Y no puede decirse que, aún previsto, no hubiera podido evitarse, dado que si se tomaba la medida que las circunstancias aconsejaban (echar a los agresores del local) el segundo hecho de agresión no hubiera tenido lugar(la negrita es nuestra)

Para el magistrado, «…es evidente que el episodio no puede considerarse extraño a la actividad desarrollada por Old Swan S.R.L. Si dos personas se pelean dentro de una confitería donde se baila y hay números musicales (aún cuando sea distinta a las confiterías donde concurre gente más joven), no es ajeno a la actividad. Y es por ello, a mi juicio, que pasa a ser irrelevante la caracterización como responsabilidad objetiva o subjetiva de la obligación tácita de seguridad. Es que en el primer caso sería indudable la responsabilidad (caso fortuito independiente de la culpa del deudor), y en el segundo también se llega a la misma conclusión dado que con la debida diligencia se hubiera evitado que el segundo episodio de agresión se produjera.” (la negrita es nuestra)

«Párrafo aparte merece la cuestión del vaso de vidrio con que se produjo la lesión al actor. La demanda hizo hincapié en que en las confiterías bailables está prohibido su uso de acuerdo al art. 3 de la Ordenanza municipal n° 4357.  Esta norma dice que en los establecimientos “bailables” y en los espectáculos públicos sólo pueden servirse bebidas, sean alcohólicas o no, en envases irrompibles…» (la negrita es nuestra)

Al respecto, entiende el camarista que «una correcta hermenéutica de esta disposición conduce a que se refiere a las discotecas donde concurren masivamente los jóvenes, al igual que los espectáculos públicos. No parece lógico que comprenda a los pubs donde concurre gente mayor y no es razonable pretender que se les sirvan bebidas (mayormente alcohólicas) en vasos de plástico.” (la negrita es nuestra)

Siendo compartido este criterio, se resolvió confirmar la sentencia apelada, con la salvedad de que, por considerarse elevados las sumas otorgadas en los rubros incapacidad sobreviviente, daño moral y gastos médicos y de farmacia, se reduce el monto indemnizatorio total a $ 808.000, más intereses, con costas de segunda instancia de la demanda contra Carlos Roberto Cano a este último, y de la demanda contra Old Swan S.R.L. en un noventa por  ciento a esta parte y en  un diez por ciento a la actora.

Dr. Jorge Oscar Rossi
Doctor en Ciencias Jurídicas (Universidad de Morón), Abogado (U.B.A.) Profesor Titular de las materias “Teoría General de las Obligaciones”, y “Régimen Jurídico de los Consumidores y Usuarios”. Adjunto Regular de Contratos Civiles y Comerciales en la Universidad Abierta Interamericana.

DESCARGAR EL FALLO COMPLETO

ÚLTIMAS NOTICIAS

Se creó el Registro de domicilios electrónicos del Poder Judicial de la Provincia de Buenos Aires

Reunión del CAM con la diputada Débora Galán

Cerca de 300 abogados en la jornada sobre ANSES e IPS organizada por CIJUSO

PRÓXIMOS EVENTOS

ENCUENTRO FEDERAL DE VÍCTIMAS DE DELITOS

CONTRATO DE SEGURO AUTOMOTOR E INTERESES CONTRAPUESTOS (fallo SCBA “PUGA”)

PLATAFORMAS DE COMERCIO ELECTRÓNICO

NOVEDADES JURÍDICAS

Aplicación temporal del Nuevo Código: Divorcio sin causa para todos

Video – Las Cámaras vienen diciendo: Por carta documento o por otro medio, las demandas se deben notificar

Mala praxis: de resultado o de medios, aquí el médico responde igual

Menú