La Cámara Nacional en lo Comercial confirmó la sentencia que condenó a un banco y una administradora de tarjetas de crédito por los daños ocasionados al actor, por el rechazo infundado al pretender abonar consumos en el exterior.

Además de declarar desiertos los recursos, el Tribunal consideró que era carga de las demandadas acreditar que el accionante había realizado a las operatorias por él impugnadas, dado que no podía admitirse «que sobre el usuario pese, nada menos, que la carga de acreditar que el sistema creado e implementado por las demandadas, había fallado…»

Así lo dispuso la Sala C, el 12 de marzo, en los autos “Carri, Javier c. Banco de la Ciudad de Buenos Aires s/ Ordinario”.  DESCARGUE EL FALLO COMPLETO

El juez de grado hizo lugar parcialmente a la demanda contra Banco de la Ciudad de Buenos Aires y First Data Cono Sur S.R.L., condenando solidariamente a estas últimas a abonar al actor la suma de U$S 530,52, en concepto de reintegro de consumos y $ 95.000, en concepto de daño moral, con más sus intereses y costas.

El magistrado consideró encuadradas las relaciones habidas entre las partes dentro del ámbito del derecho del consumidor y concluyó que la tarjeta de débito había sido rechazada -al pretender abonarse ciertos consumos en el exterior- y que el accionante había sido ajeno a las operatorias por él impugnadas.

En consecuencia, consideró que eran las demandadas quienes tenían la carga de acreditar que las compras objetadas habían sido efectuadas por el actor, con fundamento en el art. 53 de la ley 24.240 (LDC).

Seguidamente, con base en las previsiones del art. 40 LDC las condenó en forma solidaria.

En su apelación, ambas codemandadas se quejan principalmente de la valoración que efectuó el a quo de la prueba producida en el expediente.

En la Alzada, el vocal preopinante fue el Dr. Machín, quien se pronunció por declarar desiertos los recursos, dado que las apelantes, «sólo se limitaron a cuestionar la valoración de la prueba ponderada por el juez para decidir del modo en que lo hizo, sin esgrimir argumentos que permitan atacar su conclusión en cuanto a la carga que pesaba sobre ellas…» (la negrita es nuestra)

A mayor abundamiento, «(c)omo surge de la expresión de agravios agravios del banco demandado, él mismo admite la posibilidad de que los consumos cuestionados hubieran sido realizados por terceros a partir de la clonación de la tarjeta de crédito del actor, pero pretende que la carga de esa clonación recaía sobre este.» (la negrita es nuestra)

El camarista no puede admitir «que sobre el usuario pese, nada menos, que la carga de acreditar que el sistema creado e implementado por las demandadas, había fallado en los términos expuestos.

Encuentro, en cambio, que la carga de la prueba acerca de la inexistencia de la clonación debió ser producida y ella pesaba sobre las defendidas(la negrita es nuestra)

Siendo compartido este criterio se decidió declarar desiertos los recursos y en consecuencia confirmar la sentencia de grado.

Dr. Jorge Oscar Rossi
Doctor en Ciencias Jurídicas (Universidad de Morón), Abogado (U.B.A.) Profesor Titular de las materias “Teoría General de las Obligaciones”, y “Régimen Jurídico de los Consumidores y Usuarios”. Adjunto Regular de Contratos Civiles y Comerciales en la Universidad Abierta Interamericana.

DESCARGUE EL FALLO COMPLETO

ÚLTIMAS NOTICIAS

Se cumplen hoy los 5 años de la entrada en vigencia del CCyC

Cuáles son los principales puntos de la ley de teletrabajo

Prórroga de la prohibición de despidos y suspensiones sin justa causa por 60 días

PRÓXIMOS EVENTOS

Capacitación en Técnicas de Litigación Digital y Oral para el Fuero Penal

PRÁCTICA DE LOS RECURSOS PROCESALES

LA VÍCTIMA EN EL SISTEMA PENAL ACTUAL

NOVEDADES JURÍDICAS

DOS FALLOS: DOS “FALLOS”

Prescripción adquisitiva de inmueble cuya propiedad corresponde a una diócesis

Morón – Lo dice la cámara: Hay que respetar a los mediadores

Menú