(Por el Instituto de Derecho Ambiental del CAM).- En el día de ayer hemos recibido la triste noticia de la muerte del Dr. Mario Francisco Valls; para quienes tuvimos el especial honor de conocerlo, el Dr. Valls, una alusión simple, como lo era su persona, y que más allá de su vastísima trayectoria, su sello distintivo que lo consagrara como uno de los grandes precursores del Derecho Ambiental durante décadas y su gran reconocimiento profesional en el ámbito nacional e internacional, ninguno de los méritos que ha recibido supo prevalecer a la generosa humildad, el sentido humano  y la vocación por la enseñanza, perfilados como algunas de sus tantas virtudes, hoy reconocidas por todos quienes tuvieron la oportunidad de vincularse con él y que sin dudas destacan su arista más personal.

Dr. en Derecho y Ciencias Sociales por la Universidad de Buenos Aires, trabajó tempranamente y con gran pasión desarrollando su doctrina en temas vinculados a la preservación de los recursos naturales, mucho antes de que el Derecho de los Recursos Naturales y ni siquiera el Derecho Ambiental llegaran a configurarse como ramas autónomas de la Ciencia del Derecho. De su profusa carrera profesional, no puede dejar de destacarse su labor como consultor de organismos internacionales tales como FAO, OEA y ONU, como asesor regional en la CEPAL y su indiscutido rol en el proyecto del Código de Aguas del Uruguay, además de numerosos estudios sobre derecho y administración del agua en toda la región de América Latina, entre otros. A nivel nacional fue insoslayable su función como Asesor Mayor del Consejo Federal de Inversiones, cono Director Nacional de Coordinación Hídrica, como colaborador en la organización de la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente Humano y como Presidente de la Comisión Técnica Redactora del Anteproyecto de Código de Aguas de la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires.

Su labor académica también ha reflejado un absoluto compromiso con la enseñanza y el conocimiento y, sin dudas, ningún profesional ni estudioso del Derecho pudo haber obviado recorrer alguna de las obras del hoy ilustre maestro. “Derecho de la Energía”, “Recursos Naturales. Lineamientos de su Régimen Jurídico”, “Derecho Ambiental”, “Código de Aguas de la Provincia de Buenos Aires”, “Manual de Derecho Ambiental” y «Presupuestos Mínimos Ambientales» , son sólo algunas de las obras de su autoría, habiendo ejercido la actividad docente en altas casas de estudio, entre las que se destacan la Universidad Nacional de La Plata, la Universidad de Belgrano y la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, donde obtuviera el premio a la producción científica en los años 1994 y 1995.

Ha participado con un rol protagónico en importantes conferencias y congresos, entre los que pueden destacarse su participación como Integrante del Comité de Recursos Hídricos de la XVI Conferencia de la International Law Association, Bs. Aires, 1994 y en calidad de representante plenipotenciario del Gobierno Argentino en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Agua, Mar del Plata, 1977, y desde la ciencia, ha sido miembro de la Asociación Latinoamericana de Derecho Ambiental, de la International Association for Water Law y de la Comisión internacional de Derecho Ambiental de la UICN (International Commission on Environmental Law, IUCN).

Pero más allá de todo lo aquí expuesto, si algo no puede sustraerse de mencionar es su calidad y calidez humana, su siempre atenta cordialidad y su disposición para entregar noblemente su conocimiento y su pasión por la temática ambiental a todos quienes, en nuestros inicios, acudimos a él para nutrirnos de sus saberes.

En uno de sus artículos, que denominó “Pasado, presente y futuro del derecho ambiental“, nos refería a que “No hay que olvidar que la lucha por el derecho al ambiente se viene librando desde cuando estábamos en el Paraíso Terrenal y sólo se terminará con el Juicio Final porque así están hechas las cosas. El derecho ambiental vigente refleja una dura lucha entre quienes se benefician externalizando la carga de la preservación ambiental y quienes padecen esa internalización. Por eso la desigualdad entre quien litiga para defender el ambiente y quien lo hace para beneficiarse con su deterioro es ostensible… Queda mucho por hacer… Hay que seguir adelante.”

Ciertamente, el Dr. Mario Valls ha dejado al Derecho Ambiental y a todos quienes nos apasionamos en estos temas un legado que permanecerá siempre en nuestra memoria y que se constituirá en una directriz de nuestra labor académica y profesional, y su sello singular será de gran inspiración para motivarnos a continuar su obra motivando un trabajo incesante para continuar difundiendo sus dogmas, de modo de construir nuevos horizontes y seguir generando conciencia en que el cuidado del ambiente y de nuestra casa común constituye un compromiso unívoco de la sociedad toda. Desde el Instituto de Derecho Ambiental del Colegio de Abogados de Morón nos sumamos a las condolencias expresadas por la comunidad académica toda.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Vacunación: La abogacía pide explicaciones a la SCBA

Conflicto con ANSES: Se resolvió iniciar acciones judiciales

Dr. Jorge Frega sobre la modificación en ganancias y monotributo: “No son soluciones de fondo”

PRÓXIMOS EVENTOS

LAS MUJERES Y EL DERECHO PENAL

NUEVA LEY DE ALQUILERES Y REGISTRACIÓN DE CONTRATOS EN AFIP

EL PROCESO DE EJECUCIÓN FISCAL

NOVEDADES JURÍDICAS

Discriminación en el despido / Capitulo 1

La Suprema Corte recuerda: La prisión preventiva tiene que ser la excepción, no la regla

Daño moral por entrega de cadáver equivocado

Menú